Evita accidentes y contratiempos cuidando de la suspensión

Evita accidentes y contratiempos cuidando de la suspensión

Si realizas un correcto mantenimiento de la suspensión de tu camión podrás prevenir accidentes, garantizar la estabilidad del vehículo durante su conducción y evitar el desgate irregular de otras partes, como las llantas, entre otros problemas. La suspensión es un sistema integrado por muelles y amortiguadores que dan estabilidad al camión. Sus funciones son:

  • Optimizar la estabilidad durante la conducción
  • Soportar la carga del vehículo
  • Disminuir los golpes y vibraciones generados en la conducción
  • Conectar la suspensión y ruedas al bastidor
  • Transmitir de forma eficiente la fuerza de frenado y motriz

Varios problemas pueden surgir cuando la suspensión no se encuentra en buen estado, como que la dirección del camión se decante para el lado donde haya algún tipo de daño.  Esto puede provocar el desgate irregular y prematuro de las llantas, aparte de dañar el chasis, provocar vibraciones y golpes en la carrocería y piezas del vehículo. Esto probablemente reducirá la vida útil de la suspensión.

Principales cuidados:

  • No superar el peso máximo de carga del vehículo.
  • Evitar fuertes impactos en las llantas.
  • Distribuir el cargamento de forma uniforme, evitando sobrepeso en apenas un punto de soporte.
  • No cargar el vehículo la noche anterior, porque esto genera un desgate directo en los puntos de soporte.  Cuando el vehículo está en movimiento esto no ocurre porque el peso se distribuye de forma equilibrada en todo el tráiler.
  • Para que la suspensión cumpla con su trabajo la mejor recomendación es mantener todos los componentes del sistema bien ajustados correctamente.

Mantenimiento periódico de la suspensión

Asegúrate de que tu taller mecánico de confianza realice los siguientes procedimientos:

  • Inspecciona visualmente la suspensión cada 3 meses.
  • Aprieta las piezas como mínimo una vez al año.
  • Revisa frecuentemente el engrase del chasis.
  • Comprueba regularmente la condición de los elementos de la suspensión de caucho.
  • Al apretar un tornillo con una llave de torsión comprueba que la junta no tenga óxido y esté limpia.
  • Reemplaza los tornillos viejos por nuevos que tengan el mismo tamaño y valores de torsión.
  • Cada 5.000 Km engrasa los elementos y reajusta la suspensión
  • Cada 10.000 Km haz la alineación y balanceo del camión
  • Reaprieta los tornillos “U” de forma adecuada, porque una vez ajustados se expanden y ya no se pueden apretar correctamente de nuevo.
  • Comprueba la tensión de la suspensión de cada tráiler nuevo antes de operarlo.
  • Inspecciona de forma regular los bujes ubicados en los brazos de torsión.
  • Examina visualmente los amortiguadores en busca de daños, fisuras, etc. Verifica que no hayan fugas de aceite.
valley-business-services




Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *