¬°Cuidado, no arruine su troque!

¬°Cuidado, no arruine su troque!

El intenso calor del verano podría causar costosos daños a tu vehículo si no lo preparas adecuadamente. Por lo que compartimos los siguientes consejos de mantenimiento:

Llantas: Las altas temperaturas pueden causar que tus llantas exploten, además de acelerar su desgaste y reducir el agarre. Si eres un conductor interestatal, entonces es fundamental controlar la presión de tus neumáticos y la profundidad de la banda de rodadura, al menos una vez al mes, ya que tu vehículo trabajará en temperaturas variadas. ¡Sé muy detallista! Busca grietas, desgaste y rasgaduras en las paredes laterales, desgaste irregular de las llantas.

Sistema de refrigeración: El sobrecalentamiento es la causa más común de averías en el verano. Verifica los niveles de concentración de anticongelante. Si es demasiado "delgado", no funcionará correctamente. También recomendamos programar un lavado del motor. Recuerda vaciar completamente el anticongelante de tu radiador al menos una vez al año para evitar el sobrecalentamiento que podría dañar severamente tu motor.

Sistema de aire acondicionado: Lo mejor es probar tu aire acondicionado cuando inicia el verano. Revisa mangueras y conexiones para detectar fugas.  Prueba el motor de tu ventilador y presta atención a cualquier sonido extraño ó irregular. Verifica tus filtros para asegurar que no estén tapados.

Baterías: El calor es un factor principal en la corrosión o la sulfatación de las baterías. La acumulación de corrosión puede causar un menor voltaje de la batería con el tiempo. Usar el limpiador de baterías puede ayudar a neutralizar el ácido de la batería con el tiempo. Inspecciona y limpia los cables de la batería para ver si están dañados.

Cambio de Aceite y Filtros: Cambiar el aceite regularmente reducirá el desgaste de tu motor y lo protegerá contra el óxido y la corrosión en todos los climas. Las temperaturas calientes y frías pueden acelerar la descomposición térmica del aceite, lo que hace que sea menos efectivo como lubricante.

Mangueras y correas: El verano es un buen momento para cambiar correas y mangueras gastadas, lo cual no es muy caro. Las mangueras transportan fluidos importantes  para el apropiado funcionamiento de tu máquina como refrigerante y aceite. También son necesarios para otros dispositivos como el aire acondicionado y la dirección hidráulica. Inspecciona visualmente las mangueras en busca de signos de grietas y desgaste. Las mangueras deben ser apretadas cerca de los extremos. Una sensación esponjosa significa que es hora de reemplazar las mangueras de refrigerante. Una pequeña inversión podría librarte de un daño severo, que en algunas ocasiones, ni vale la pena reparar por lo costoso que puede resultar.

valley-business-services




Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *