Como rechazar a los agentes agresivos del IRS

Como rechazar a los agentes agresivos del IRS

Hace algunos meses tuve un cliente que tenía un proceso de auditoría con el Internal Revenue Service (IRS) y se le había sido asignado un agente agresivo y sin escrúpulos. Este agente le había negado muchos gastos de su negocio de transporte.

Previamente, este cliente había sido representado por su preparador de impuestos, que había entablado una amistad con la agente del IRS. Al final de la auditoria, esta agente del IRS le calculó al cliente una cantidad alta en impuestos. Dicha amistad se basó solamente en poder sacarle más información sobre el cliente y usarla en su contra. Fue así como nuestro amigo troquero nos contrató para continuar con su caso de auditoría ante el IRS.

Logramos reabrir el caso y nos asignaron a la misma agente, una señora latina que no tenía muy buen carácter y era evidente que sus intenciones con relación a mi cliente no eran muy buenas. Ella escogió nuestra oficina para hacer su trabajo y tardó ocho días en terminar con ello. Mientras estuvo haciendo la auditoría, nosotros le presentamos los documentos necesarios y la tratamos con profesionalidad. Al terminar, ella se fue y después de un mes nos envió su reporte, el cual, al igual que el primer reporte, presentaba muchas anomalías  y una deuda alta en impuestos, intereses y multas.

En base al resultado tan negativo para nuestro cliente, presentamos un recurso a la corte de apelaciones, el cual fue aceptado y como proceso normal, se tenía que repetir la auditoria y con el mismo agente, o sea la agente anterior. Ella necesitó ocho días más y llegó al mismo resultado anterior. La cantidad de la deuda era diferente, pero seguía siendo alta y sin fundamento.

Finalmente, llamé al juez de apelaciones y le expliqué que no estábamos de acuerdo con el resultado, después de que esta agente hubiese revisado todos los documentos y no hubiera reflejado correctamente el resultado. Era evidente que esta persona tenía problemas en su trabajo y lo único que estaba haciendo era malgastar muchas horas en este caso, mostraba poco conocimiento y le faltaba ética. El juez de apelaciones aceptó revisar personalmente los documentos y pudo comprobar que mis argumentos sobre el reporte de la auditoría eran correctos, ya que la auditora del IRS había ignorado muchos gastos, con solo el propósito de dañar a mi cliente.

La próxima vez que tengas una auditoría no aceptes el resultado si no estás de acuerdo y consulta a un profesional.

 

valley-business-services




Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *